viernes, mayo 28, 2010

Insisto en la sal
no puedo hacer más que insistir en la sal

mi hombro ya no es hombro
sino cojín de alfiler

son ojos de olivo
de caracol a la sombra

ya (ahora, en estos días) en esa... demencia de hervor y
seguir caminando en línea recta

sólo para saber qué es el espejismo,
de qué se trata toda esa distorsión.

martes, mayo 25, 2010

ojos de olivo
de caracol a la sombra

martes, mayo 18, 2010

Uno se atreve

De pronto, da miedo, ¿verdad?
o puede que no
no quiero poner palabras en tu lengua
ni quitarlas de tu voz.
De pronto se abre ese túnel azul violeta
o rojo
o sólo luz, sin color.
Nos nace del pecho ese fuego
-o debería decir: fueguito-
esa casi angustia
esa pena de valor,
uno anda to’ el día por ahí a cuestas a gatas
con la cabeza alta, poderoso, invaluable
sobre un hilo, por las vías del tren…
Buscas labrar cada detalle , desmembrar todo posible rincón
-los minutos no se ahorran pero si llevases la cuenta-
Acaricias cada grieta
tus manos lo que palpan es a ti
como cuando niño, tomas el crayón, y dibujas la bolita setecientas mil veces
una sobre la otra y otra vez.
En tu mano colocas el pecho,
con los dedos le das uno dos tres
le das un golpe de yemas

¡despierta! (le dices)

quiero morir dulcemente
así como hierve el agua
descendiendo
cada vez.

lunes, mayo 17, 2010

Mario Benedetti



Yo estaba en otro borde
pero esa noche aunque era mediodía
adiviné una nueva provincia de la muerte
y hasta un desconocido formato del amor.

M.B.
(1920-2009)
it's getting late

jueves, mayo 13, 2010

Films pass us by as they show how time goes by. I don't even get that. It's easier to twirl on those silly swings, while raining, while snowing, while nothing. It's easier to walk and keep walking over a packed street, along with Beavis and Butthead. Far more easy to stare at a window while thinking of love, our love, the love. Little bit easy to take a chance and see how a tree grows on our sidewalk. Easy to notice our wrinkles on a mirror, easy to admire someone else's...
And to open a door deep down the ocean. Almost as hard as being stuck somewhere in time.
Por fin llegó esa nostalgia que desde hace tiempo veía venir, nostalgia de temporadas. De ver blanco cuando es invierno, y seco u olvidado cuando apenas será. De limpiar el lodo atorado en las suelas porque la planicie ahora es una inexplicable ciénaga. Pero de ver llegar todo eso con puntualidad. No torpemente, como ahora, que escurre la nieve del viento de ayer. Que hace sol pero los girasoles salen de noche. Que amenaza la nube pero a cuentagotas se sabe que el tiempo de lluvia no ha de volver.

Hay
noches
calurosas
de
pieles
tan
saladas
que
cualquiera
podría
desbaratarse
con
un
roce
de
lengua
.

miércoles, mayo 12, 2010

Bueno, para algunos era claro el mediodía. Sus sombreros, sus gafas, su espera bajo la sombra. Las olas regresaban calientes, se iban frías.

Estaba claro: yo tenía que desenmarañarme de su cabello, de lo intrincado de nuestros sueños. Detenernos.

Dejar de unir nuestras madrugadas con la fresca noche. Andar por la aguda vida.

De mis ganas

Yo prefiero irme derritiendo poco a poco en lo desconocido
que morirme de un jalón en lo que ya conozco.


Descubrir cada uno de sus labios mientras me vuelvo ciego
sentir tan diferentes cada vez sus senos, cuando los cubro con mis manos
destruir el puente que me lleva de su ombligo hasta su boca
y optar mejor por los caminos más sinuosos, laderas y cumbres
los lugares de su piel donde se esconden los vellos más hermosos.


Yo prefiero alimentarme de semillas y de momento olvidar el fruto
una peca resbalando por sus hombros
una gota de sudor que de su cuello bebo
un lunar rebotando entre sus nalgas
y un pezón sensato que se sepa el dueño de mis infinitas,


mis innumerables ganas.

domingo, mayo 09, 2010

jueves, mayo 06, 2010

Tus labios

Apenas el lápiz tocó la hoja, la punta hizo toc
se rompió como huyendo de las letras
las siguientes que – de una u otra – han de hervir:

Con el dedo índice imantar tu boca
no conforme con mis ideas locas, febriles, calurosas
ya que el labio Sur es para mi un pedacito de mango
ya que ni me controlo ni quiero ni puedo
pero ah, cómo te escriben mis ojos te muerdo, te muerdo, te muerdo

Ahora bien, desde ahí a contra reloj es diferente
y llamativo, verás, doblo las cejas - y aquí es donde te reivindicas -
cierro los ojos, me desenfrenan ciertas ganas
en respuesta, delicadamente, mi lengua te imagina un granito de sal
pero esa comisura, sin piedad, me arroja todo el mar, el mar , un mar

y al irse la ola todo queda siendo tuyo

Labio Norte lo sabe, por eso espera
calla
se incrementa
va y regresa

entonces, al final
comisura Poniente sonríe
y, claro, yo sonrío de vuelta, también
pero hiervo copiosamente

desmesurada, minuciosamente.